Comer blog Angel
Cortesía

Tentación de muerte

Por Angel Rivas - oct 19, 2017

Nos inundan con él desde julio, o incluso antes. El pan de muerto ya está aquí y está en plena época, pero si creías que la forma redonda como montaña y con huesitos azucarados alrededor es el única, la verdad es que no.

En la zona central esta forma tan reconocida es la que más se reconoce y que incluso se ha llevado a otras regiones, pero en ciertas partes donde las tradiciones se mantienen se encuentran otros panes de muerto que pensarías no existen.

De formas humanas, animales o de espíritus, en entidades como Michoacán, Guanajuato, Jalisco o Hidalgo, por mencionar algunas, hay panes que distan mucho del que se ve en la Ciudad de México.

Cada uno tiene un significado o representan a quienes se fueron porque al final el pan es para ellos. Su alma, su persona o su mascota, incluso algo que querían mucho en vida puede adoptar la forma del pan.

La intención es darles un regalo y hacerlo parte de la ofrenda que habitualmente se le pone al deudo.

Y además existe la intención de darle diferentes colores con el azúcar pintada; rosas, azules, verdes o amarillos llegan a parecer decoración del altar.

Obviamente al finalizar el rito del recuerdo del fallecido o cuando pasa la fecha de Día de Muertos se convierte en un alimento para los familiares y es como si lo compartieran con su ser querido que se fue.

Originalmente estos panes no eran de trigo porque la panificación no llegó antes de los españoles. Eran masas de maíz y amaranto (incluso como alegrías) que los indígenas realizaban y muchas veces tenían forma de objetos igualmente.

Creatividad

Formas que puedes encontrar en panes de muerto.

Humanas: adultos, niños y almas

Animales: perros, mariposas, conejos, peces, aves

Naturaleza: flores, arbustos, árboles

De fantasía: seres inexistentes, objetos


Síguenos
Servicios

Catas, asesorías, capacitación, cursos y apoyo periodístico. Dos décadas de experiencia en el mundo gastronómico.

Más Información